Vivir para el propósito de Dios

peso mochilaA pesar de las contradicciones que enfrentamos todos los días, tenemos la oportunidad de vivir una vida en el propósito de Dios. Para ello, debemos quitarnos cualquier peso que tengamos que no nos permita avanzar. Son como mochilas que cargamos y nos agobian el camino. 

Las mochilas del pasado son los estorbos, los resentimientos, los remordimientos, la culpabilidad y las mochilas de errores, malas decisiones,  pecados y bajezas. Estas mochilas son las que bajan tu ritmo espiritual y te provocan lágrimas y frustraciones. No te permiten alcanzar las metas en la vida y debemos dejarlas atrás para poder avanzar. Como dice Pablo en la carta a los Filipenses:

Filp 3:13-14  Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, 14  sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Mateo 18: 18 “Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra quedará atado en el cielo, y que todo lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo.” 

Debemos dejarlas atrás, no hay otra opción y seguir hacia adelante con esfuerzo que Dios ha prometido estar con nosotros hasta el fin.
Pastor Carlos Gigena
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>