TRADICIONES

noviosCuando Mery y yo nos casamos, quise hacer todas las cosas que mandaba la tradición; así que, cuando llegamos a lo que iba a ser nuestra casa, la alcé en brazos y, como buen marido recién casado, traspasé con ella el umbral de la puerta sin que ella tocara el suelo. ¡Qué romántico! ¿No es cierto? El problema es que después, como siempre me pasa con lo que hago, me puse a pensar: Y ¿por qué hice eso? ¿Cuál es el significado? Soy de los que continuamente está analizando lo que hace. Llámenlo hábito o introspección, la cosa es que necesito saber la razón de mis acciones. Tuve que concluir que no tenía idea de por qué existía esta tradición.

Años después, hurgando en algunos añosos libros, encontré la razón: levantar a la novia en brazos para cruzar el umbral tiene su origen en tribus europeas antiguas en las que no existían mujeres, por lo que debían ir a raptarlas a pueblos vecinos y, para no traer mala suerte, no podían siquiera tocar el suelo con ellas.

Tal vez hoy haya que reinterpretar las costumbres y darles un sentido diferente; de ese modo, la pareja puede sentir que está participando de un rito que los enriquece a la hora de entrar en su matrimonio. Tal vez el alzar a la novia podría significar que él la va a levantar en los momentos difíciles o que estará dispuesto a llevarla sobre sus brazos cuando ella no esté en condiciones de enfrentar esos momentos.

Lo mejor es que las parejas inventen sus propias tradiciones. Mery y yo hemos construido, con el tiempo, nuestros propios códigos, pequeños gestos y elaboraciones que nos recuerdan que ambos somos distintos e importantes.

Las palabras no significan lo mismo para nosotros en nuestro propio código. Algunas fechas nos rememoran cosas distintas. Toda pareja necesita, para la identidad como pareja, inventar sus propios ritos matrimoniales; códigos, costumbres, hábitos, festejos, etc. No sería mala idea que se pusieran, con lápiz y papel, a recordar cuáles son los ritos familiares que existen en su pareja… Si no hay algo propio de ustedes, pues, con entusiasmo, pónganse a inventar algo que sea tan suyo que de solo pensar en eso sonrían al entender que los señala como únicos.

Conozco a una pareja que se fotografía delante de cada entrada de ciudad en la que han estado alguna vez paseando… y exhiben las fotografías como su tradición familiar. Otra pareja guarda, en una caja especial, botellas con tierra de diferentes lugares que les traen recuerdos felices. Cada botellita tiene su propia historia, y disfrutan contándola.

¿Cuáles son los ritos o las tradiciones únicas que hay en tu matrimonio?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>