SIGAN LA PAZ

mcuhosSeguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Hebreos 12:14.

¿Es posible cumplir esta orden? ¿Cómo es posible, si vivimos rodeados de personas con características completamente diferentes de las nuestras? Cada ser humano es un universo misterioso de complejos, traumas, virtudes y defectos. ¿Cómo se puede vivir en armonía, en medio de personas así? Transfiramos todo esto al ámbito del hogar, donde no existen máscaras; donde somos lo que somos; donde nos mostramos como realmente somos.

No; no es fácil, desde el punto de vista humano, vivir sin discutir. A veces, por causa de puntos de vista diferentes y, otras, por insignificancias. Entonces, ¿cómo cumplir la orden del Señor?

Nota que el versículo aconseja “seguid la paz”. “Seguir” es una palabra que denota acción: quiere decir moverse rápidamente detrás de algo. La vida con Cristo es dinámica: no es un lago estancado, es un río que fluye.

La palabra clave es “seguir”. Jamás puedes estar satisfecho con lo que lograste: siempre hay una nueva montaña por escalar, una nueva jornada por iniciar, un desafío por vencer. Pero, en ese largo camino no estás solo: el Señor Jesucristo te acompaña y, si lo permites, te toma de la mano y te conduce a pastos verdes y aguas tranquilas.

Seguir la paz significa que te mueves en la misma dirección que Jesús; que no te quedas parado, aunque tus pies sangren y te abandonen las fuerzas.

El resultado de esa experiencia es que el carácter de Jesús se refleja en tu vida, y aprendes a ser manso, en medio de la tormenta; aprendes a pagar el mal con el bien y a soportar, pacientemente, la convivencia con personas que no siempre tienen la razón, pero nada las convence de su realidad.

Aplica todo esto a tu hogar: tú, tu esposa y tus hijos necesitan moverse en la misma dirección. Y, en ese proceso de crecimiento cristiano, deben permitir que el fruto del amor y de la paz los estimule a continuar avanzando. La conquista de hoy solo vale para hoy; mañana es un nuevo desafío y una nueva jornada en dirección a la santidad.

Plenitud en Cristo, Alejandro Bullón

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>