Procesos de transformación y cambio

PROCESO EN MOISES. EGIPTO, GOZEN, MADIAN, EGIPTO.
OBJETIVO Enseñar el proceso de formación del corazón y
actitudes de un pastor.
TODOS PASAMOS POR ETAPAS DE FORMACION.

1Pe_2:9 Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Esto es lo que somos en el propósito de Dios. El titulo esta dado para todos, para hacerlo realidad hay un proceso de formación, no se llega de un momento a otro.
La vida de todo cristiano pasa por etapas de formación, un pueblo pasa por etapas de formación.
Esta palabra asocia la vida de Moisés a lugares que marcaron y formaron algo en él. Tiempos con los que quizás te sientas identificado.
EGIPTO TIERRA DE FORMACION NATURAL
Exo 2:10 Ya crecido el niño, se lo llevó a la hija del faraón, y ella lo adoptó como hijo suyo; además, le puso por *nombre Moisés, pues dijo: “¡Yo lo saqué del río!”

Faraón = dios para los Egipcios. El mundo girando en torno al hombre. Tierra de humanismo.
Modelo de liderazgo absolutista, engrandecimiento de la figura del hombre, grandes monumentos, grandes esfinges, especies de torres de Babel imponentes.
Grandes empresas, grandes sueños. Grupos selectos pudiendo acceder a la casta de éxito. Tierra de buenas posibilidades e intenciones que no te aseguran centrarte y cumplir el propósito de Dios.
Moisés como nieto de faraón, accedió a la educación formal más avanzada de la época. Entrenamiento que llena la cabeza pero no forma el corazón. Vivió rozándose con el poder del hombre, ejércitos, esclavos, mando, decisiones de hombres.
Moisés vio desde adentro cómo se organizaba una nación, como se la gobernaba, como se conquistaban reinos..
Hasta aquí Moisés estaba seguro de que él podía. Orgulloso del imperio en el que vivía. La posición que ocupaba.
Todo esto estaba en el plan de Dios para Moisés y el pueblo de Israel.
Con toda esa experiencia bajo el trato y el proceso de Dios le permitiría organizar a Israel como nación de avanzada. Estudio en Egipto para servir al Rey, liberando al pueblo de la esclavitud
GOZÉN: TIERRA DE CONFLICTO DE IDENTIDAD, DE VISIÓN.
Éxodo 2:11 – 14 Un día, cuando ya Moisés era mayor de edad, fue a ver a sus hermanos de sangre y pudo observar sus penurias. De pronto, vio que un egipcio golpeaba a uno de sus hermanos, es decir, a un hebreo. 12 Miró entonces a uno y otro lado y, al no ver a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena. 13 Al día siguiente volvió a salir y, al ver que dos hebreos peleaban entre sí, le preguntó al culpable: ¿Por qué golpeas a tu compañero? 14 ¿Y quién te nombró a ti gobernante y juez sobre nosotros? respondió aquél. ¿Acaso piensas matarme a mí, como mataste al egipcio?

Moisés por primera vez siente la inquietud de ir a ver a sus hermanos de sangre, vive en Egipto pero va a Gozen.
¿Quién soy? ¿A dónde voy? ¿Cuál es mi propósito? Todo aquello en lo que yo estaba seguro, ahora no estoy tan seguro. En gozen hay gente que vive con otros principios, normas, cultura,
Allí se produce el choque entre su naturaleza de sangre y su naturaleza egipcia . Una naturaleza que ha adoptado un sistema de corrupción, crueldad, sin valores que intenta retener a aquel que fue predestinado por Dios para un propósito especifico en la tierra.
En este choque de naturalezas las emociones se conmocionan, el conocimiento hace preguntas, en el interior hay un grado de confusión.
¿Soy egipcio o soy hebreo? ¿Soy cristiano o soy mundano?.
Yo estoy muy cómodo en mi casta, en mi mundo, con propósitos equivocados pero puedo seguir sin arriesgar nada.
La realidad es otra, el pueblo está bajo maltrato, esclavitud. Las personas sufren bajo Egipto.
Gozén es el choque con el llamado de Dios, es el choque con la tierra a la que Dios te va a enviar a rescatar, organizar y apacentar a muchos.
En Gozén: se quiere cumplir con el plan al que fuimos llamados pero en la fuerza y la sabiduría del hombre.
Gozen es Liderazgo emocional. Espada en lugar de un callado, violencia en lugar de amor, ira del hombre en lugar de justicia de Dios decidiendo quien vive y quien muere.
14 ¿Y quién te nombró a ti gobernante y juez sobre nosotros?

Las ovejas te ven como un gobernante, liderazgo impuesto por autoridad, no por ganarte el corazón de las ovejas. Reino basado en la autoridad no en el amor y servicio que da la autoridad.

Exo 2:15 Y, en efecto, el faraón se enteró de lo sucedido y trató de matar a Moisés; pero Moisés huyó del faraón y se fue a la tierra de Madián, donde se quedó a vivir[2] junto al pozo.

Desánimo, fracaso, miedo, temor, un futuro que se vio truncado, todo lo que soñé todo lo que quise hacer se derrumba, no logro sostenerlo, termino huyendo, no creo que Dios me haya llamado a liberar a los cautivos.
El imperio y la visión que me adoptó ahora me persigue, me agobia.
Huye a Madián.

MADIÁN: TIERRA FORMADORA DE PASTORES.
Madián tierra de trabajo. Tierra de ovejas. Sin dudas tierra de aprendizaje, de entrenamiento, tierra de pastoreo
Tierra áspera, desértica, con fuertes vientos, pero con un pozo de aguas vivas…
Moisés viviendo al lado del pozo. Buscando agua de vida.
Moisés defiende a las hijas de Jetro les da agua, también a sus animales. Invitación, boda con Sefora, trabajo conforme al entrenamiento para el propósito de Dios para su vida y su pueblo.
Dios lo lleva a Madián para formar sacerdocio. Dios le enseño ahora como guiar a la gente como si fueran ovejas.

Éxodo 3:1 Un día en que Moisés estaba cuidando el rebaño de Jetro, su suegro, que era sacerdote de Madián, llevó las ovejas hasta el otro extremo del desierto y llegó a Horeb, la montaña de Dios.

De Egipto quedó solo lo que Dios quiso dejar.
Le cambio la espada por un callado, le cambio el corazón de gobierno centrado en la autoridad por el de un apacentador de ovejas.

Salmos 78:70 al 72 Escogió a su siervo David, al que sacó de los apriscos de las ovejas, 71 y lo quitó de andar arreando los rebaños para que fuera el *pastor de Jacob, su pueblo; el pastor de Israel, su herencia. 72 Y David los pastoreó con corazón sincero; con mano experta los dirigió.
A LOS PASTORES DIOS LOS SACA DE ATRÁS DE LAS PARIDAS. DE TRABAJOS DUROS.
Los dos grandes líderes de Israel Moisés y David, fueron sacados detrás de las paridas.
No se puede desarrollar el ministerio sin antes no ves nacer ovejas y aprendes a guiar ovejas. No se puede ejercer la autoridad de Dios sin antes tener el corazón del buen pastor.
Dios está buscando pastores que apacienten las ovejas del suegro. Cristo esposo de la iglesia, ¡Dios suegro! (no se si es válido este ejemplo)
Dios busca apacentadores que lleven las ovejas a su monte, no a sus propias vidas.
Apacentadores que cuiden las ovejas del suegro no que vivan de ellas o se enseñoreen de ellas.

Exo 3:6-9 Yo soy el Dios de tu padre. Soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Al oír esto, Moisés se cubrió el rostro, pues tuvo miedo de mirar a Dios. :7 Pero el Señor siguió diciendo: Ciertamente he visto la opresión que sufre mi pueblo en Egipto. Los he escuchado quejarse de sus capataces, y conozco bien sus penurias. :8 Así que he descendido para librarlos del poder de los egipcios y sacarlos de ese país, para llevarlos a una tierra buena y espaciosa, tierra donde abundan la leche y la miel. Me refiero al país de los cananeos, hititas, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos. :9 Han llegado a mis oídos los gritos desesperados de los israelitas, y he visto también cómo los oprimen los egipcios. :10 Así que dispónte a partir. Voy a enviarte al faraón para que saques de Egipto a los israelitas, que son mi pueblo.

CONCLUSIÓN, HAY QUE VOLVER A EGIPTO .
Hay pueblo de Dios, hijos predestinados a la salvación, que esperan ser liberados.
El cuidado es en Madian, pero debemos ir a Egipto con corazón de pastor a buscar a las ovejas perdidas, a meternos entre y por las ovejas.

No te pido que lo quites del mundo, pero si que lo guardes.

Hay que ir a Egipto a rescatar a los esclavos con un corazón de Pastor, libre de la estirpe y orgullo de Faraon.
Dios espera por hombres y mujeres con corazón de pastores, para ponerlos en sus manos Dios quiere que apacentemos sus ovejas, cuidemos de ellas, oportunidades de pastoreo en células, de alimentarlas en la escuela de liderazgo y servicio.
El mandato es liberar, alimentar y reunirlas en torno a su monte, para alabar y adorarlos solo a El.
Oramos para que Dios pueda formar en nosotros el corazón necesario para liberar a los cautivos en Egipto y enseñarnos como guiar a un pueblo numeroso.
Es tiempo de apacentar el rebaño en torno al monte de Dios.

Como hay factores de división en una iglesia, también hay factores de cohesión y unidad, seamos apacentadores de cohesión.
Seamos pastores entre las ovejas, con olor a ovejas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>