Maridos abusados

abuso“Dios mío, líbrame de la mano del impío, de la mano del perverso y violento”. Salmo 71:4.

Tengo un amigo que constantemente me bromea, diciendo que en mis libros y mis conferencias he cargado las tintas. Una razón es que en muchas ocasiones me ha escuchado hablar sobre violencia intrafamiliar, y sabe muy bien lo mucho que me molesta el abuso de tantos varones hacia sus esposas y sus hijas.

Suele decirme:

-¿Cuando vas a escribir sobre los maridos golpeados y abusados por sus esposas?

Broma aparte, sí existe una cantidad de varones que son golpeados, maltratados y abusados por sus esposas. Sin embargo, como vivimos en una cultura machista, difícilmente algún varón va a ir ante un juez para acusar a su esposa de “maltrato intrafamiliar”. Simplemente, se quedará callado y, probablemente, en algún momento de gran presión emocional, contará su drama a alguien muy cercano, pero no pasará de eso.

El abuso de la mujer hacia el varón existe. Sin embargo, estadísticamente los incidentes son comparativamente pocos y suelen pasar inadvertidos para las investigaciones. El abuso de la mujer hacia el varón generalmente tiene un cariz más psicológico que físico, por razones obvias. Muchas mujeres son cruelmente manipuladoras y maltratan a sus esposos al grado de lograr que muchos de ellos realicen tonterías, y terminen cometiendo incluso delitos por efecto del daño emocional al que se ven sometidos.

Las mujeres abusadoras siguen un patrón similar al de los varones maltratadores. Eligen como cónyuges a personas con algún daño emocional y, por lo tanto, proclives a ser manipuladas. La relación se convierte en una cuestión de poder, porque el abuso sigue siempre el mismo paradigma: alguien quiere controlar al otro, y lo hará a costa de cualquier precio; y eso implica, por supuesto, el uso del maltrato físico y emocional.

Uno de los pocos casos que he tratado, en algún momento de la conversación me dijo:

-Tengo terror de que alguien se entere de que ella me maneja como quiere.

Las mujeres que abusan lo saben, y cuentan con ese temor para manipular y controlar la relación. Lo que no admiten -al igual que los varones abusadores- es que el juego de control y poder tarde o temprano termina, ya sea porque la víctima pide ayuda y se va, o porque en algún momento de locura reacciona con violencia en contra del abusador.

Si alguien que lee esto siente que su relación ha llegado a un punto en el que percibe que ha perdido su dignidad y respeto propio, va siendo hora de que pida ayuda; no se sale de una relación de abuso sin ayuda externa.

¿Estás en una relación en la que tu dignidad es respetada y eres tratado de tal forma que en ningún caso te sientes anulado?

 Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

One Response to Maridos abusados

  1. david o dice:

    mi esposa es neurótica, corre a mi madree, siempre se siente menos y me agrede constantemente, no la he dejado x mis 2 hijas q me necesitan, pues ellas se dan cuenta de lo mal q esta su madre sicologicamente. como puedo pedir ayuda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>