LOS HOMBRES NO LLORAN: EDUCACIÓN QUE PERTURBA

lloro“Jesús lloró”. Juan 11:35

¿Qué es ser macho? Todas las sociedades presentan una imagen de lo masculino. Se educa a partir de los modelos que la cultura nos transmite. Incluso las mujeres suelen tener una imagen de lo que es un varón, y a partir de dicho paradigma juzgan a los varones con los que les toca relacionarse.

Uno de los prejuicios se refiere a las características emocionales del varón. Se supone que los varones deben ser rudos, toscos, insensibles, poco tiernos y no dados a mostrar en públicos emociones que lo equiparen con una mujer: emocionarse, llorar, expresar ternura, demostrar sensibilidad, etc. Se supone que dichas características son para mujeres.

Crecí en un medio en el que cualquier varón que expresara algunas de estas emociones asociadas a una mujer era considerado poco hombre.  Sin embargo, esta actitud no pasa de ser un prejuicio. Los varones tienen la misma capacidad de emocionarse que las mujeres.

Pero ¿por qué las mujeres no tienen empacho en demostrarlo? Simplemente, porque culturalmente se las ha educado para no esconder lo que emocionalmente siente.

Esa idea de que el varón se guía por la razón y la mujer por la emoción no solo es falsa, sino también crea un estereotipo que finalmente destruye.

He visto a muchos varones dejarse llevar por estados emocionales a tal punto que no razonan, y a mujeres pensar cuidadosamente lo que deben hacer, dejando a un lado la emoción.

La antropóloga Helen Fisher ha mostrado que hay profundas diferencias hormonales entre varones y mujeres, que nos hacen actuar de manera diferente en muchas situaciones. Pero, eso no implica automáticamente que, por no ser mujeres, estas diferencias deben llevarnos a los errores a negar nuestra capacidad emocional. Al contrario, la emoción es parte de nuestra vida. Aceptarlo es el primer paso para crecer.

Los varones que actúan bajo estereotipos  como la rudeza, la indiferencia, la insensibilidad u otros absurdos, terminan negándose a sí mismos la posibilidad de crecer como individuos. Si, además, viven con una mujer, se privan a sí mismos de gozar de una realidad que rara vez está abierta al mundo de los varones.

El ser humano es emocional. La dificultad es que los varones sepan asumirlo y vivirlo con equilibrio en un mundo que, al negar esa faceta a los varones, trunca la vida de muchas parejas. Amar también es llorar. Expresar emoción hasta las lágrimas permite que las parejas se consoliden y crezcan.

¿Estás permitiendo que la tradición cultural guíe tu vida? ¿Eres capaz de expresar emoción sin sentirte disminuido como varón?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>