ESTEREOTIPOS

estereotiposEl estereotipo es una plancha metálica que sirve para imprimir caracteres. De allí ha derivado llamar “estereotipos” a los prejuicios o los preconceptos. En relación con la pareja, hay una serie de mitos estereotipados que, de una forma u otra, afectan a la relación matrimonial; por ejemplo: Se afirma que “las mujeres son más emocionales que los varones”. Sin embargo, no hay pruebas determinantes que demuestren este prejuicio.

Tanto el varón como la mujer tienen la capacidad de emocionarse. Lo real es que se aprende a expresar la emoción, así como aprendemos a caminar: por imitación.

Si la pareja no aprende a respetar mutuamente sus estados emocionales, eso provocará tensión entre ambos. Si califican sus estados emocionales sobre la base de este estereotipo, tenderán a formar a sus hijos reprimidos y no capaces de expresar sanamente lo que sienten.

También suele decirse que las mujeres son capaces de expresar “mayor ternura y bondad”. Es por eso que suelen calificarse ciertas emociones como masculinas y otras como femeninas. Se da por supuesto que los varones deben ser rudos y faltos de bondad. Sin embargo, este estereotipo no tiene ningún asidero lógico. Es verdad que muchos varones suelen ser rudos, pero, no más de lo que algunas mujeres lo son. La capacidad de expresar ternura y bondad no tiene nada que ver con el sexo sino con la formación recibida, especialmente en el hogar de origen.

Si una mujer da por sentado que el varón tiene que ser brusco y poco bondadoso, criará a sus hijos varones con esta perspectiva, ocasionándole un gran daño. Formados así, se darán el lujo de justificar sus conductas, basados en que “así son los varones”.

Se dice que “las mujeres son más religiosas que los varones”. En casi todas las culturas, se le atribuye a la mujer mayor capacidad de espiritualidad; pero, si uno observa la cantidad de personas que se dedican a los ejercicios espirituales, se observa que no es posible trazar una frontera exacta entre los sexos en este aspecto. Al contrario, pareciera que tanto hombres como mujeres han desarrollado la capacidad de buscar a la Deidad, y esto tiene que ver con el ambiente en que la persona se ha formando.

Lo real es que Dios nos creó como seres sexuados. Hay características biológicas que evidentemente son distintas entre varón y mujer. Pero, tenemos que tener cuidado de inferir, a partir de esta diferenciación, estereotipos que estén basados en mitos.

¿Te relacionas con tu cónyuge sobre la base de estereotipos de manera lógica? ¿Qué guía tu vida, los estereotipos o la razón?

Diseñados para amar, Miguel Angel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>