EL ROMANCE DE LA VIDA

romanceHay muchas formas de expresar que se está verdaderamente enamorado. Algunos regalan flores, otros envían tarjetas con motivos amorosos, otros se dan el trabajo de construir adornos especiales. Algunos, cuando se casan, se olvidan de mantener viva la llama del amor, y dejan de enviar flores, chocolates, tarjetas y obsequios. Esa es una mala señal. Cuando una pareja entra en una etapa de conformismo en su relación, están de alguna forma permitiendo que su amor comience a morir. El amor es como una fogata que hay que alimentar permanentemente; de lo contrario, se corre el peligro de que se apague.

Las excusas para no ocuparse de mantener viva la relación son muchas; pero, por muy sofisticadas que sean, no sirven. Una buena excusa es, a menudo, como un atajo sin salida: tarde o temprano, tienes que enfrentarte con la realidad de que lo que no hiciste en el momento correcto te va a impedir avanzar de manera adecuada.

En ocasiones, he escuchado –especialmente de mujeres- su frustración frente a cónyuges que son fríos, insensibles, poco cariñosos y que no expresan ternura de ninguna forma.

Suelo bromear a las parejas que atiendo, diciéndoles un juego de palabras: “Si no se expresa afecto, eso tiene efectos que reflejan grandes defectos”. El que ama debe vivir para amar; expresar su cariño de mil y una formas, para no dejarle dudas a la persona que ama que ella o él es alguien especial y significativo en su vida. Cuando eso no se hace, la vida de una pareja se vuelve monótona, y tarde o temprano se enfría.

Una cena a la luz de las velas. Salir juntos a la orilla del mar a contemplar una puesta de sol. Enviar al cónyuge un telegrama urgente que diga “Te amo”. Sacarse una fotografía juntos y mandarla a estampar en una remera. Conseguir una patente para el auto que tenga las iniciales de ambos. Hay muchas otras formas. Expresar, decir, hablar y no quedarse callado es lo más natural cuando hay amor verdadero.

¿Se imaginan si Dios nunca expresara su amor por nosotros? ¿Qué seguridad tendríamos de que nos ama? Él nos muestra su amor. Dios se ocupa activamente en decirnos, de muchas formas posibles: “Te amo”. ¿No deberíamos hacer lo mismo? Quien no expresa amor a la persona amada ¿ama realmente?

 ¿Estás expresando que realmente amas? ¿Buscas el romance de la vida?

Diseñados para amar de Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>