El pensamiento es lo que condiciona nuestras acciones.

Lo que alimenta el pensamiento construye la vida.

Lo que alimenta el pensamiento construye la vida.

   En la mente surgen los actos. Nada es azaroso en la conducta humana. El pensamiento es lo que condiciona nuestras acciones. De pronto, creemos que nos surgen espontáneamente algunas conductas, pero no es así; al contrario. Son producto de un proceso que se gesta lentamente en nuestros desarrollos mentales, que van elaborando día tras día lo que luego termina siendo una forma de vida.

Solemos minimizar la importancia que tienen nuestros pensamientos, creyendo que lo que hacemos surge de circunstancias atenuantes o de situaciones que están fuera de control. La realidad es otra. Lo que sucede a nuestro alrededor es simplemente el marco de referencia; la conducta que emprendemos es de nuestra exclusiva responsabilidad, y eso ocurre aunque a menudo olvidamos cómo se generó tal o cual conducta. Simplemente, olvidamos que lo que pensamos genera un proceso, que al igual que un efecto dominó, va permitiendo el desarrollo posterior de todo lo que somos.

Henry Thoreau escribió que “lo que un ser humano piensa de sí mismo es lo que determina, o más bien indica, su destino”. En otras palabras, no llegamos más allá de nuestros pensamientos. Lo que ocurre en nuestra mente no es para ser tomado a la ligera. Si alimento mis pensamientos de mitos y prejuicios mi vida será modelada por eso. Del mismo modo sucede si elaboro conceptos y criterios a partir de nociones falsas o inexactas.

Muchos matrimonios se destruyen por no darle la importancia a su mente. Lo que alimenta el pensamiento construye la vida, si nos la pasamos observando telenovelas, novelas rosa, quimeras absurdas y otra serie de productos fantasiosos, seguramente aquel material terminará por afectar la relación que mantengo con mi cónyuge.

Si no leemos, a la larga resultamos peligrosos. Como diría Miguel de Unamuno, “mientras menos se lee, más peligroso se es”, simplemente, porque quienes son malos lectores son buenos acumuladores de mitos y prejuicios. Alimentan su mente con la ignorancia, y eso es traspasado a sus conductas.

¿Estás alimentado tu mente con información que te permita crecer? ¿Entiendes la importancia de cultivar tu mente para construir tu pareja?

Diseñados para amar de Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>