El desafío de la vida cristiana

sol sobre nubes»El ayuno que he escogido,
    ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia
    y desatar las correas del yugo,
poner en libertad a los oprimidos
    y romper toda atadura?
¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento   y dar refugio a los pobres sin techo, vestir al desnudo   y no dejar de lado a tus semejantes? Si así procedes,  tu luz despuntará como la aurora,  y al instante llegará tu sanidad; tu justicia te abrirá el camino,  y la gloria del Señor te seguirá.         Isaías 58:6-8

El verdadero cristianismo es una vida de milagros. Es creerle a Dios en nuestras propias vidas. Otra cosa básica de la forma en que el Señor vivió es que El podía tomar un poquito de cualquier cosa y convertirlo en suficiente. Vemos esto en lo que hizo con los panes y los peces, con el agua en vino. A Él no le parecía una desventaja el tener poco, sino que le parecía como una posibilidad de ver la gloria de Dios. ¿Cuánta gloria podría haber recibido Dios en situaciones como estas de haberlo tenido todo para alimentar a la multitud?

Si nos parece que tenemos demasiado poco de lo que se requiere para hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer, tal vez estemos precisamente en donde Dios quiere que estemos para que hagamos. Si queremos ver los milagros de Dios cada día, debemos estar dispuestos a ser colocados en un lugar en donde podamos verlos todos los días.

Pastor Carlos Gigena

Los Israelitas necesitaban un milagro cada día solo para sobrevivir en el desierto y su constante provisión para ellos era mostrarles que podía confiar absoluta y rotundamente en El para todo. Pero lo único que ellos hicieron fue sobrevivir sin cumplir el perfecto propósito de Dios.

Dios quiere que prosperemos, que vivamos y cumplamos el propósito para el que hemos sido creados, al buscar en Dios acerca de la revelación del misterio de Cristo en nosotros, la vieja mentalidad de esclavo se caerá y comenzaremos a enfrentarnos a cada desafío con fe y confianza en Aquel que toma nuestro poco y lo convierte en mucho.

Sin dudas Dios está guardando algunos de sus mejores milagros para el final, para estos tiempos, para poder verlos debemos responder a Dios y decir ¡Si a lo que El está haciendo. Digamos si ahora mismo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>