EL AMOR QUE TRANSFORMA

amor curaMis padres se divorciaron cuando yo era un adolescente. Al mismo tiempo que eso sucedía, salí a estudiar a un colegio cristiano distante a tres mil kilómetros de mi hogar. Mi madre tuvo, en corto tiempo, dos pérdidas: un esposo y un hijo.

Creo que, en muchos aspectos, esa situación hizo de mí lo que soy hoy en día. Me obligó a hacerme planteos y me hizo ser solidario con las mujeres abandonadas y abusadas.

Por otro lado, he luchado toda la vida para no parecerme a mi padre. Al menos, en ese aspecto; porque, como en un cuadro de claros y oscuros, hay características en él que son encomiables y dignas de imitar: el tesón, la honradez, el hacer siempre bien el trabajo, etc. Cada experiencia que vivimos nos marca. Deja huellas indelebles en nuestra vida. Es lo que forma nuestra personalidad y le da el fondo a nuestro carácter.

Suponer que el pasado no tiene nada que ver en la formación una persona es, simplemente, banalizar la vida. Todo ser humano es una conjunción de hechos complejos. En la vida de todo individuo se mezclan la historia, la herencia y las experiencias ambientales. Como en un crisol, todas las situaciones vividas van siendo mezcladas, dando forma a nuestra individualidad.

Al casarnos, llevamos con nosotros todo lo que somos; aquello que resulta fácil de comprender y lo que se torna difícil aun para nosotros. No podemos dejar a un lado lo que hemos vivido.

El amor tiene la característica de pulir lo que ha crecido como tosco y desarreglado.

El amor hace olvidar las experiencias pasadas.

El amor consuela a quien ha debido sufrir por causa de quienes debían protegerlo.

El amor es la mejor cura para quien ha necesitado con urgencia confiar.

El amor es el antídoto para la conciencia culpable.

El amor es la única esperanza para quien ha perdido el sentido para su vida.

El amor es el remedio para el corazón cansado y desanimado.

El amor es la mano de Dios abrazándonos a través de un ser humano.

El amor, en suma, transforma y hace que reinterpretemos todas las experiencias pasadas.

¿Estás dejando que el amor te transforme? ¿Estás amando de tal modo que puedas convertirte en el bálsamo que tu cónyuge necesita?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>