Dios se complace cuando nuestra adoración es consciente

renovacion_de-la-menteEl mandamiento de Jesús de “Ama a Dios con toda tu mente” es repetido cuatro veces en el Nuevo Testamento. A Dios no le complace que cantemos cantos sin pensar, que oremos mecánicamente oraciones estereotipadas o que exclamemos indiscriminadamente “¡Gloria a Dios!”, sólo porque no podemos pensar en otra cosa qué decir en ese momento. Si adora sin usar su mente, su adoración es hueca. Tiene que utilizar su mente.

Jesús llamó la adoración que no usa la mente “repeticiones vanas.” 7 Incluso términos bíblicos pueden convertirse en gastadas expresiones estereotipadas debido al uso excesivo, y entonces dejamos de pensar en sus significados. Durante la adoración, nos resulta mucho más fácil ofrecer expresiones estereotipadas, que hacer el esfuerzo de honrar a Dios con palabras y maneras frescas. Por eso es que lo animo a que lea las Escrituras en diferentes traducciones y paráfrasis. Le ampliará sus expresiones de adoración.

Trate de alabar a Dios sin usar palabras como alabo, aleluya, gracias o amén. En lugar de decir, “Sólo queremos alabarte,” hágase una lista de sinónimos y use palabras frescas como admirar, respetar, valorar, reverenciar, honrar y apreciar.

También sea específico. Si alguien se le acercara repitiendo, “¡Te alabo!” diez veces, probablemente pensaría, ¿Por qué? Usted preferiría recibir dos elogios específicos que recibir veinte vagas generalidades. Y Dios también.

Otra idea es hacer una lista de los diferentes nombres de Dios y concentrarse en ellos. Los nombres de Dios no son arbitrarios; nos hablan de los diferentes aspectos de su carácter.

En el Antiguo Testamento, Dios se reveló gradualmente a Israel al introducir nuevos nombres de sí mismo, y El nos manda a que alabemos su nombre. 8

Dios quiere que nuestras reuniones públicas de adoración sean conscientes también. Pablo dedicó un capítulo entero a esto – 1 Corintios 14 – y concluyó, “Todo debe de ser hecho de una manera apropiada y ordenada.” 9

Relacionado con esto, Dios insiste que nuestras reuniones públicas de adoración sean entendibles para los no creyentes cuando estén presentes en nuestras reuniones de adoración.

Pablo observó, “Supongamos que algunos desconocidos están en la reunión de adoración, cuando ustedes están alabando a Dios con su espíritu. Si no les entienden, ¿cómo sabrán cuándo decir ‘Amén’? Puede que estén adorando a Dios de una manera maravillosa, pero nadie más será beneficiado.” 10 Ser sensitivo a los no creyentes que visitan sus reuniones de adoración es un mandato bíblico.

Ignorar este mandato es desobediencia y falta de amor. Para una explicación más completa de esto vea el capítulo “La Adoración Puede Ser un Testigo” en Una Iglesia con Propósito. Dios se complace cuando nuestra adoración es práctica. La Biblia dice, “Ofrezcan sus cuerpos como sacrificios vivos, santos y complacientes a Dios – este es el acto espiritual de adoración de ustedes.” 11 ¿Por qué Dios quiere su cuerpo? ¿Por qué no dice, “Ofrezcan su espíritu”? Porque sin su cuerpo no puede hacer nada en este planeta. En la eternidad recibirá un cuerpo nuevo, mejorado y actualizado, pero mientras esté aquí en la tierra, Dios dice, “¡Dame lo que tienes!” El sólo está siendo práctico con respecto a la adoración.

Tal vez ha oído a alguien decir, “No puedo ir esta noche a la reunión, pero estaré con ustedes en espíritu.” ¿Sabe que significa eso? Nada. ¡No sirve de nada! Mientras esté en la tierra, su espíritu sólo puede estar donde esté su cuerpo. Si su cuerpo no está allí, tampoco usted está allí.

Cuando adoramos, hemos de “ofrecer nuestros cuerpos como sacrificios vivos.” Ahora, usualmente asociamos el concepto de “sacrificio” con algo muerto, pero Dios quiere que usted sea un sacrificio vivo. ¡El quiere que viva para El! Sin embargo, el problema con un sacrificio vivo es que se puede bajar del altar, y eso es lo que hacemos muchas veces. El domingo cantamos “¡Adelante, Soldados Cristianos!”, pero el lunes desertamos.

En el Antiguo Testamento, Dios se complacía en los muchos sacrificios de adoración porque profetizaban el sacrificio de Jesús en la cruz. Hoy Dios se complace con sacrificios de adoración diferentes: la expresión de gratitud, la alabanza, la humildad, el arrepentimiento, las ofrendas de dinero, la oración, el servicio a otros y el compartir con aquellos en necesidad. 12

La adoración genuina tiene su costo. David sabía esto y dijo: “No ofreceré al Señor mi Dios sacrificios que no me cuesten nada.” 13

Una cosa que la adoración nos costará es nuestro egocentrismo. No puede exaltar a Dios y exaltarse usted mismo al mismo tiempo. No adora para ser visto por otros o para complacerse. Usted se quita deliberadamente el enfoque de usted mismo.

Cuando Jesús dijo, “Ama al Señor tu Dios con todas tus fuerzas”, El estaba señalando que la adoración requiere esfuerzo y energía. No es siempre conveniente o cómoda, y algunas veces la adoración es un acto de pura fuerza de voluntad – la voluntad de sacrificarse. La adoración pasiva es una contradicción de términos.

Cuando alaba a Dios aún cuando no siente ganas, cuando se sale de la cama a adorar aunque esté cansado o cuando ayuda a otros aunque esté agotado, está ofreciendo un sacrificio de adoración a Dios. Eso complace a Dios.

Matt Redman, un líder de adoración de Inglaterra, contó cómo su pastor le enseñó a su iglesia el verdadero significado de la adoración. Para demostrar que la adoración es más que música, él prohibió todo canto en sus reuniones por un tiempo mientras aprendían a adorar de otras maneras. Al cabo de ese tiempo, Matt había escrito la canción clásica “Heart of Worship” (Un Corazón de Adoración):

Te traeré más que una canción

porque la canción en sí no es lo que pides.

Buscas dentro de mí

más allá de las apariencias.

Estás viendo dentro de mi corazón. 14

El corazón del asunto es un asunto del corazón.

Tomado de Vida con propósito de Rick Warren

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>