Deja que Dios haga el trabajo Pesado – Elías Gigena – 26 de Abril 2014

10262131_238381079619215_7378017607893614592_nTe invitamos todos los Sábados a las 21 hs al ENTRENAMIENTO JUVENIL

Auditorio Desarrollo Familiar en Pedro N. Rodríguez 1312 Barrio Urca – Envianos un mensaje de Texto al: 3516213679  VER MAS FOTOS

Deja que Dios haga el trabajo Pesado – Elías Gigena – 26 de Abril 2014

¿Qué es la Fuerza de Voluntad?

La fuerza de voluntad es lo que te hace levantar cada mañana para salir a correr, es aquella cosa que los empresarios y atletas profesionales nos cuentan que utilizan para derrotar a sus competidores.

A veces la Fuerza de voluntad nos ayuda para vencer las tentaciones que se nos presentan. Pero hay algo que debemos saber! La fuerza de voluntad es tu mejor amiga cuando las cosas andan bien, pero es la primera en abandonarte cuando estás cansado.

Imaginemos que somos atletas y debemos entrenar para correr una carrera dentro de un mes. Te levantas un sábado a la mañana en que llueve y la temperatura es de 3 grados y vos estas entre las más tiernas colchas y decís: Hoy no corro, me quedo en casa!

El problema es que “fuerza de voluntad” está relacionada con “Razón” y Razón siempre está abierta a razonar y hablar cosas. Tenés razón, dice, esta muy feo para salir a correr, no te hagas problema mañana corres el doble.

Tu razón te dice: “No hace falta que te levantes tan temprano para orar y buscar de Dios, dormí
un poquito más, total más tarde oras el doble”

Te debes haber dado cuenta de que cuando realmente no queres hacer algo, tu mente te da un montón de razones por las cuales no debes hacerlo: “Hoy no voy a ir al gimnasio, porque estoy cansado, porque me duele un poco la cabeza, porque tengo sueño” “mañana hago el doble de ejercicios”

También se suman las emociones diciendo: “Estoy de acuerdo, porque de todas maneras no siento ni tengo ganas de hacerlo.”

A nuestra alma (mente, voluntad, emociones) le encantaría dirigir nuestras vidas, pero la Biblia dice que debemos ser guiados por el Espíritu de Dios. Zac 4:6 En la Biblia nunca se nos instruye que seamos dirigidos por nuestra fuerza de voluntad, se nos dice que debemos ser guiados por el Espíritu!!!

La fuerza de voluntad y la disciplina son importantes y vitalmente necesarias para una vida exitosa, pero la fuerza de voluntad sola no alcanza.

La determinación hace que arranques y te mantiene en movimiento por algún tiempo, pero nunca alcanza para llevarte a la meta.No es con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho jehová de los ejércitos. Zacarías 4:6

¿Qué pensas que ocurriría si, en lugar de confiar en tu fuerza de voluntad en el momento de necesidad, vos en cambio confiaras y buscaras de Dios?
Lo que pasaría es que Dios soltaría su poder sobre tu fuerza de voluntad y la energizaría para llevarte a la meta.
Jesús dijo en Juan 15:5 “Separados de mí nada podéis hacer.”

Cuando acudimos a algo o alguien antes que a Dios, Él es insultado y obligado a dejarnos fracasar para que podamos darnos cuenta de que “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican” Salmos 127:1

Debemos aprender a dejar que Dios haga el trabajo pesado. Como dijimos antes, la fuerza de voluntad y la determinación te van a hacer comenzar, pero sabemos que ellas abandonan a mitad de camino y nos dejan varados.
Dios nunca nos deja!!!

En el mundo hay gente que dice ser autora de su propio éxito, pero si seguimos su vida hasta el final, suelen terminar destrozados. Dios no nos ha creado para que funcionemos bien sin Él, y si lo aprendemos rápido, mejor nos va ir.

Comenzá a pedirle a Dios que se meta en tu vida, que Él sea el que haga el trabajo pesado.
Seguí con Dios y termina tus cosas con Dios.
¿Qué debemos hacer cuando las cargas de la vida parecen demasiado pesadas? Jesús dijo: Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Mateo 11:28

Solo Dios es lo bastante fuerte para levantar ese peso que nos molesta y que no nos deja avanzar.

Entonces si echas las cosas sobre Dios vas a tener por fin el poder que necesitas para ser libre, vas a ser llevado por el poder ilimitado del Espíritu Santo, en lugar de hacerlo con tu propio limitado poder. Dios siempre te llevará hacia la libertad y la victoria.

Pero los que esperan en jehová tendrán nuevas
fuerzas, levantarán alas como las águilas,
correrán, y no se cansaran, caminaran,
y no se fatigaran. Isaías 40:31

Cuatro maneras de entregarle a Dios tus cargas

1) PEDIR:
te vas a sorprender ver la enorme diferencia que se produce cuando invitas directamente a Dios a obrar en tu vida para que te ayude a resolver los problemas. Solo necesitas tomarte un tiempo para aquietar tu mente y abrirla a Dios. Pedile que sea tu socio en tu restauración personal, que Él te perdone por haberlo ignorado y haber tratado de hacerlo sin su ayuda. Abrí este espacio para Dios en tu alma y vas a sentir como Él se apura a llenarlo de gozo.
2) ASISTIR A LA IGLESIA: Reuniones, Entrenamientos!!
Vas a poder compartir tu carga con otros. Si estas luchando por lograr un contacto con Dios y aún no has intentado ir a la iglesia, ¿Qué estas esperando?
3) COMENZA EL DIA CON UNA AFIRMACIÓN POSITIVA: “Dios, soy libre por el poder de tu Palabra. Creo que me has dado la fortaleza para ser libre de estas ataduras que me han sujetado sin permitirme disfrutar de todas las cosas que tenías planeadas para mí. Te agradezco porque soy libre por la sangre de Jesús y por el sacrificio que El realizo en la cruz del calvario
4) ORAR EN LOS MOMENTOS DE DUDA:
Tus fuerzas van a ser renovadas y vas a poder
seguir adelante con pasión, confianza y
seguridad en Dios

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan
solo oidores. Santiago 1:22

Loading Facebook Comments ...

One Response to Deja que Dios haga el trabajo Pesado – Elías Gigena – 26 de Abril 2014

  1. […] Serie: SOMOS IMPARABLES (Deja que Dios haga el trabajo pesado) Texto+Fotos (26 de Abril 2014) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>