¿CLASES DE AMOR?

amor clasesLa palabra “amor” posee varios significados posibles. Muchas expresiones asociadas con “amor” provienen de los griegos de la época clásica, quienes tenían por lo menos cinco palabras para distinguir los diferentes aspectos del amor dentro del matrimonio.

En primer lugar está el amor como deseo sexual. Se utilizaba la palabra “epitimia” que expresaba un fuerte deseo. Significa poner el corazón en algo, anhelar, codiciar. Cuando se la usa con sentido negativo, se traduce como “codicia”. En un sentido positivo, se traduce “deseo”. En el matrimonio, el esposo y la esposa deben tener un fuerte deseo el uno por el otro, que se exprese en el deleite de vivir mutuamente una sexualidad sana.

Luego estaba la expresión “eros“, que comunica la idea de idilio. Se ha pensado que eros se refiere solo a lo físico, por causa del uso de la palabra “erotismo” pero eso no es así. Eros no se refiere siempre a lo sensual, sino que incluye el anhelo de unirse con el ser amado y el deseo de llegar a ser uno con él. El amor erótico es romántico, apasionado y sentimental. A menudo, es el punto de comienzo del matrimonio, y es la clase de amor de los enamorados, del cual se escriben canciones y al cual se dedican poemas.

También se usaba la palabra “storge“, que podría describirse como una relación compuesta de afecto natural y el sentimiento de pertenecerse el uno al otro. Este amor, al cual se hace referencia en el Nuevo Testamento, es el que comparten padres e hijos, y hermanos entre sí. Este tipo de amor, en el matrimonio, satisface la necesidad que tenemos de pertenecer; de ser parte de un círculo estrecho, en el que las personas se cuidan y son leales unas a otras.

La cuarta clase de amor se expresa mediante el verbo “phileo”. Es el amor filial, que aprecia y tiene afecto por el ser amado. Es un amor de relación, camaradería, participación, comunicación, amistad. Mientras que lo erótico hace amantes, lo filial hace amigos que disfrutan de la cercanía y del compañerismo, que comparten mutuamente pensamientos, sentimientos, actitudes, tiempo, intereses, planes y sueños. Un matrimonio sin amor filial es insatisfactorio y, a la postre, hace de las uniones relaciones frías y sin emoción.

Finalmente “ágape” que expresa el amor desinteresado. Es el amor abnegado, que tiene la capacidad de dar sin esperar que se le devuelva nada. El amor desinteresado valora y sirve, en contraste con el amor filial, que aprecia y disfruta. Sin abnegación, hay sentimiento, pero no amor. El amor es la base de la vida y lo que hace que las personas puedan mantenerse unidas pese a las diferencias o las crisis normales de la existencia.

De un modo u otro, todas estas facetas del amor deben estar presentes en el matrimonio, y hay que tener cuidado de que así sea.

¿Qué énfasis hay en el amor que experimentas en tu relación matrimonial?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>