Cerrando las puertas a las langostas – Pastor Carlos Gigena – Video – 22 de Febrero 2014

LangostaDevoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas.  Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el nombre del SEÑOR su Dios, que hará maravillas por ustedes. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! Entonces sabrán que yo estoy en medio de Israel, que yo soy el SEÑOR su Dios, y no hay otro fuera de mí. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo!

Cerrando las puertas a las Langostas – Carlos Gigena

Parte Final

Cerrando mi vida al despojo de las langostas.

ObjetivoConsiderar los ataques de las langosta, las causas, las consecuencias y analizar cuando nosotros nos enrolamos en el ejercito de langosta

Introducción: gran promesa de Dios..

Si Dios promete compensar, restituir lo que comió, significa que ya esta plaga afecto nuestra vida, casa, congregación, país. Dios promete restituir, dar de nuevo. Aunque el mismo permitió o envió a estos bichos

Caracteristicas de las langostas.

Los acrídidos (Acrididae), conocidos popularmente como langostassaltamontes o chapulines, son una familia de insectos ortópteros caracterizados por su gran facilidad para migrar de un sitio a otro y, en determinadas circunstancias, reproducirse muy rápidamente llegando a formar devastadoras plagas capaces de acabar con la vegetación de grandes extensiones de terreno.

Generalmente no vuelan mucho a pesar de que disponen de alas. Sólo cuando se juntan grandes grupos de individuos de la misma especie liberan las feromonas apropiadas para activar la conducta migratoria y un crecimiento mayor de las alas y de esa manera poder dispersarse por otros territorios, evitando la competencia intraespecífica por el alimento.

Las langostas son unos insectos invertebrados similares a los grillos pero un poco más grandes.  Estos animales han hecho estragos sobre la faz de la tierra desde hace miles de años.

Las conocemos bíblicamente cuando Jehová le dio autoridad a Moisés para enviar una plaga de langostas a los egipcios cuando el faraón se negó a dejar salir a su pueblo y sucesivamente en varios pasajes de la Biblia, ésta hace referencia.

Pero esto no es una plaga de los años pasados, en el año 2013 se han reportado varias plagas de langostas en las regiones de Israel, Egipto, Madagascar, África y Asia.

Las langostas del desierto consumen su propio peso (dos gramos) de alimento al día. La extensión de las nubes de langostas oscila entre menos de un kilómetro cuadrado. Se dice que cada kilómetro cuadrado contiene aproximadamente 50millones de langostas.

Las nubes de langostas han llegando a desplazarse hasta 3 500 kilómetros mensuales, unos 120 km diario. Una tonelada de langostas (una parte muy reducida de una nube media) consume la misma cantidad de alimento en un día que 10 elefantes, 25 camellos o 2 500 personas.

 

1.    Podemos actuar y pensar como langostas o ser afectados por las mismas.

Conociendo un poco sobre estos insectos devastadores y su acción en el medio ambiente, veamos como muchas personas, inclusive creyentes, llegan a actuar y a pensar como estos seres vivos., cosa que no les permite tener visión y aprovechar todas las bendiciones que Dios a entregado en nuestras manos.

De la misma forma, veremos en qué ocasiones nosotros terminamos afectados bajo el dominio de hombres con pensamiento de langostas.

Podemos decir que las personas que piensan como langostas, son aquellas que acaban con lo que tienen en sus manos y con lo que hay en las manos de los demás. Son seres que no construyen para el futuro, solamente viven un presente sin importar las consecuencias que puedan suceder.Todo aquel que le quita el sueño a otro, ha llegado a pensar como langosta

Vamos a ver las langostas desde dos puntos de vista.

  1. Cuando han influido sobre nosotros porque Dios lo ha permitido.-
  2. En segundo lugar, cuando nosotros actuamos o nos movemos como langostas.

 

¿Por qué Atacan las langostas?

Dios permite o envía que actúen hombres con pensamiento de langostas sobre nosotros en los siguientes casos:

1     CUANDO HAY ORGULLO EN EL CORAZÓN.

Éxodo 10:1-7 “1 Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón; porque yo he endurecido su corazón, y el corazón de sus siervos, para mostrar entre ellos estas mis señales,…… 3 Entonces vinieron Moisés y Aarón a Faraón, y le dijeron: Jehová el Dios de los hebreos ha dicho así: ¿Hasta cuándo no querrás humillarte delante de mí? Deja ir a mi pueblo, para que me sirva. 4 Y si aún rehúsas dejarlo ir, he aquí que mañana yo traeré sobre tu territorio la langosta, 5 la cual cubrirá la faz de la tierra, de modo que no pueda verse la tierra; y ella comerá lo que escapó, lo que os quedó del granizo; comerá asimismo todo árbol que os fructifica en el campo. 6 Y llenará tus casas, y las casas de todos tus siervos, y las casas de todos los egipcios, cual nunca vieron tus padres ni tus abuelos, desde que ellos fueron sobre la tierra hasta hoy. Y se volvió y salió de delante de Faraón”

Faraón tenía oprimido al pueblo y por orgullo no los dejaba ir, según la voluntad de Jehová. Las palabras específicas de la boca de Moisés y Aarón fueron: v. 3: Hasta cuando no querrás humillarte delante de mi?

  1. 1.    En cuantas oportunidades Dios te ha demandado que te humilles. Quizás a pedir perdón, para restaurar, para dar el primer lugar a otro.
  2. Las consecuencias de la falta de perdón se reflejan en enfermedades y ruina. Cuando tú no perdonas, llegan langosta que te roban, que te quedan debiendo, que no te pagan el salario a tiempo, que te pagan menos de lo que vale tu trabajo.
  3. Cuando tú no reconoces el lugar y la autoridad de otros y tratas de imponer la tuya, llegan langostas que te pisotean, dañan tu dignidad.
  4. Cuando tú no restauras, llegan langostas que hablan en público tu verdad y desnudan tu corazón.

 

2.   CUANDO SOMOS DESOBEDIENTES

Deuteronomio 28: 15, 38 “15 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán”. ….“38 Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá.”

La desobediencia fue el primer pecado que aborreció Dios, en primer lugar viniendo de Satanás y luego a través de Eva y de Adán.

Cuando Dios nos demanda obediencia a su palabra, a sus autoridades instauradas, a su voz y no lo hacemos, Dios permite que pasemos ciertas pruebas donde el deja que langostas se roben lo que con amor y esfuerzo hemos construido para desarrollarnos ministerialmente, personalmente y poder dar un fruto.

Deu 28:42 SRV2004  Toda tu arboleda y el fruto de tu tierra consumirá la langosta.

Deu 28:42 NVI  ¡Enjambres de langostas devorarán todos los árboles y las cosechas de tu tierra!

 

La desobediencia hace que nos veamos secos, improductivos, sin autoridad.

Jue 6:1-6 NVI  Gedeón

Los israelitas hicieron lo que ofende al SEÑOR, y él los entregó en manos de los madianitas durante siete años.  2  Era tal la tiranía de los madianitas que los israelitas se hicieron escondites en las montañas y en las cuevas, y en otros lugares donde pudieran defenderse.  3  Siempre que los israelitas sembraban, los madianitas, amalecitas y otros pueblos del oriente venían y los atacaban.  4  Acampaban y arruinaban las cosechas por todo el territorio, hasta la región de Gaza. No dejaban en Israel nada con vida: ni ovejas, ni bueyes ni asnos.  5  Llegaban con su ganado y con sus carpas como plaga de langostas. Tanto ellos como sus camellos eran incontables, e invadían el país para devastarlo.  6  Era tal la miseria de los israelitas por causa de los madianitas, que clamaron al SEÑOR pidiendo ayuda.

 

Nos habla de que el pueblo hizo lo malo delante de Dios y por esto las langostas (enemigos) venían y se comían el fruto de la tierra y lo desbastaban.

Iglesia, todas las cosas buenas que en algún momento dimos por la desobediencia se van, nadie las reconoce y es necesario comenzar de nuevo.

Cuando no hay obediencia Dios permite que la langosta venga y se coma tu fruto, esto genera perdida de la credibilidad y por esto, se pierde la autoridad.

 

Actuamos como langosta cuando.

1. CUANDO SOMOS PESIMISTAS – FALTOS DE FE.

Numeros13:31-33 “Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. 32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel,…. 33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.”

Los doce espías fueron a cumplir una misión en nombre de su pueblo. Todos ellos, menos Josué y Caleb, tuvieron una visión diferente del asunto. Ellos sobre dimensionaron a los gigantes. Los vieron demasiado grandes. Fíjese que el versículo dice “ a nuestro parecer, como langostas”

Ellos se sentían que podían ser incluso muertos por estos gigantes, por esto, su actitud fue demostrar un profundo temor, mostrar la realidad de una bendición como imposible y volver los ojos del pueblo hacia un conformismo, actuar solo para el hoy, y no esperar ver algo mejor mañana.

Estos 10 hombres se tomaron la tarea de cortar los sueños de todo un pueblo. (Números 14:1-2) El pueblo al escuchar la contaminación, quiso regresarse al pasado. Cuando no tenemos la capacidad, la fe, la visión de ver las promesas de Dios hechas, en proceso o en camino, nuestra mente piensa como la langosta. Como piensa la langosta? ¡Eso para que preocuparnos en ir a ese lugar!, ¡aquí estamos muy bien!, ¡cuando se nos acabe el alimento de este lugar, seguimos adelante!

Estos 10 hombres con mentalidad de langosta lograron contaminar todo un pueblo y dice la palabra.

Números 14:20-24 “20 Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a t dicho. 21 Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, 22 todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, 23 no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá. 24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión.”

Iglesia los hombres faltos de fe, pesimistas, con mentalidad de langostas, no ven las promesas de Dios cumplidas y pueden contaminar en gran manera al pueblo.

 

2. CUANDO SE CAMINA SIN SUJECIÓN

Pro 30:24-28 NVI  »Cuatro cosas hay pequeñas en el mundo, pero que son más sabias que los sabios:  25  las hormigas, animalitos de escasas fuerzas, pero que almacenan su comida en el verano;  26  los tejones, animalitos de poca monta, pero que construyen su casa entre las rocas;  27  las langostas, que no tienen rey, pero que avanzan en formación perfecta;  28  las lagartijas, que se atrapan con la mano, pero que habitan hasta en los palacios.

 

Este pasaje hace referencia que las langostas no tienen rey, pero andan en cuadrillas. La sabiduría se refiere a que son muy organizadas en cuanto a andar todas en bandada. Se puede ser sabio para hace el mal, para confabular, para manipular, para engañar. Pero Si analizamos el resultado de sus acciones, acaban con todo lo bueno de los demás, en este caso de las plantas de las cuales nos valemos para el alimento.

Estos animales por lo general viven solos o en grupos de baja población. Cuando las langostas sienten que el alimento está escaseando, ellas comienzan a frotarse unas con otras las patas entre si y esto libera una sustancia hormonal llamada feromona que las hace ir sin dirección de tumbo en tumbo arrancando cuanto cultivo encuentran a su paso.

A diferencia de los demás insectos, abejas, avispas, hormigas, estas no tienen un rey o reina que las dirija. Por este motivo su trabajo es desordenado y dañino.

Un enjambre de abejas sabe que no puede acabar con todo el polen de una flor, porque si no esta no se va a poder reproducir.

Las personas que caminan sin una sujeción, sin la guía de una cabeza, son como las langostas que actúan por emociones y no por decisiones basadas en los principios de la ley de Dios.

Hay personas que no se mueven en sujeción y hacen cosas para satisfacer sus necesidades ministeriales; que cada vez que pasan por un lugar, una familia, una iglesia, dando palabras “proféticas” sin importar el daño que causen. Sencillamente actúan, dañan y siguen su camino.  Llegan a un lugar encienden una hoguera y siguen su camino.

Siempre sujétese al pastor en especial cuando de visiones, profecía y de sueños se trate.

 

3.   Las langostas hacen cesar la ofrenda.

Joel 1:1-11 “1 Palabra de Jehová que vino a Joel, hijo de Petuel. 2 Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra……. 4 Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado… 9Desapareció de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de Jehová están de duelo.

Nosotros actuamos como langostas cuando por causas de las langostas dejamos de traer ofrenda a la casa de Dios. Cualquiera que fuese la ofrenda. En tiempo, en servicio, en ministerio, en Dinero,.

Cuando en el corazón no hay un pleno convencimiento de que a Dios es necesario presentar sacrificios de alabanza, de adoración, a través de nuestras ofrendas, por medio del servicio, de la oración, realmente no se ha nacido de nuevo. Al no traer nuestra ofrenda, nos la comemos nosotros mismos y no dejamos la semilla para que de ahí vuelva y nazca la provisión de nuevo.

Iglesia lo mismo es con Dios. Nunca deberíamos dejar ese primer amor, ese agradecimiento por habernos devuelto el privilegio de vivir una eternidad en el y de salvar nuestras almas del lago de fuego.

Cambios: cerrando las puertas a las langostas.

Basta de orgullo. Me humillo como Jesus, a los que me hirieron de alguna manera, reconozco y doy el lugar a autoridad a quien corresponda, restauro a quienes despoje o quite algo.

Basta de desobediencia.

Basta de pesimismo.

Me sujeto porque Dios así lo establece para mi bien.

No me como la semilla, siempre sembrare, porque cuando siembro siempre tendré más y más.

COMO LOGRAR QUE HOMBRES CON MENTALIDAD DE LANGOSTAS DEJEN DE OPERAR SOBRE NUESTRAS VIDAS?

Siendo humildes, en obediencia y por medio de la oración.

  1. Iglesia por el contrario, un corazón humilde que alcanza el perdón, que reconoce autoridad y restaura, no da que hablar a nadie y pasa desapercibido entre las langostas.

2 Crónicas 7:13-14 “13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra

1 Reyes 8:37-39 “37 Si en la tierra hubiere hambre, pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si sus enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten; cualquier plaga o enfermedad que sea; 38 toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa, 39 tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y actuarás, y darás a cada uno conforme a sus caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú conoces el  corazón de todos los hijos de los hombres);

Dice su palabra en Joel 2:12-13 “Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.”

Dios no nos quiere de tumbo en tumbo saltando como las langostas, nos quiere radicales y de una sola pieza.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>