Category Archives: Iglesia DF

Libre opinión – Parte 13

opinion“He temido declararos mi opinión”. Job 32:6.

Hay actitudes que simplemente no las puedo entender y menos aceptar. Me resulta difícil comprender cómo algunas personas casadas -supuestamente por amor- pueden actuar del modo en que lo hacen.

 

Sin miedo a equivocarse – Parte 12

juntos b“Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión”. Romanos 12:16.

Todos los seres humanos, en algún momento de nuestras vidas, decimos cosas absurdas de las cuales luego nos arrepentimos. A veces por ignorancia, tozudez, parcialidad o simplemente descuido emitimos una opinión que deja en evidencia que, de aquel punto, no tenemos ni la más remota idea.

La expresión de emoción – Parte 11

llorar“Cuando el arca de Jehová llegó a la ciudad de David, aconteció que Mical hija de Saúl miró desde una ventana, y vio al rey David que saltaba y danzaba delante de Jehová; y le menospreció en su corazón”. 2 Samuel 6:16.

Llevábamos unos días casados, y mi esposa y yo decidimos ver una película. Ella la escogió. Antes de disponernos a pasar un buen rato juntos, ella me miró muy fijo y me dijo:

 -Miguel Ángel, solo una cosa te pido: no te rías de mí, porque generalmente cuando veo una película lloro.

Sonreí condescendiente, aunque sin entender claramente por qué me decía aquello.

Sonreír juntos – Parte 10

sonriendo“Como el que enloquece, y echa llamas y saetas y muerte, tal es el hombre que engaña a su amigo, y dice: Ciertamente lo hice por broma”. Proverbios 26:18,19.

Solo los seres humanos ríen. La capacidad de sonreír o de soltar una sonora carcajada es una capacidad exclusiva de la especie humana. Lamentablemente, muchas personas no ejercen esta exclusividad de manera continua y sostenida.

Tocarse, abrazarse, besarse – Parte 9

besos“¡Oh, si él me besara con besos de su boca! Porque mejores son tus amores que el vino”. Cantares 1:2.

 Hay matrimonios que nunca tienen expresiones físicas de cariño. No existen los abrazos, ni palmadas cariñosas sobre la espalda, ni ninguna expresión de que el otro representa algo maravilloso y especial.