CADA ETAPA CON SU DULZURA

crisisSe ha escrito mucho sobre la crisis de la mediana edad. En la mente popular, se sobrentiende que en dicha época varones y mujeres realizarán acciones estúpidas e ilógicas. Sin embargo, este es un prejuicio. No tiene que ser necesariamente así. Los seres humanos siempre estamos en crisis. He visto a viejos recién jubilados comportarse como adolescentes por tener que enfrentar una situación que los sobrepasa.

El ser humano siempre está en un proceso de cambio, pasando de una etapa a otra. No hay un solo instante en que pueda decir: “Llegué”, “maduré”. Cuando termina un estadio, comienza otro. En el preciso instante en que se considera ya suficientemente maduro, se ve enfrentado a una situación nueva, que lo obliga a replantearse todo de nuevo y a tomar decisiones que lo obligan a repensar cosas que ya se suponía superadas.

No hay tal cosa como una crisis que sea desestabilizante de manera total para el ser humano. He visto a padres afligidísimos por sus hijos adolescentes, pero a la vez con una memoria muy escasa, al haber olvidado esa etapa que ellos mismos vivieron.

Lo que debería suceder es que una etapa nos prepare para vivir la siguiente. Pero, solemos hacer como si ese momento nunca llegará; como ancianas vestidas de adolescentes, para negar su propia decrepitud.

Lo inexorable no se puede evitar. Si fuéramos más auténticos y aprendiéramos a reírnos de cada momento y a gozarlo como un don de Dios, la vida tendría otro sabor.

Es absurda la idea de “la comezón del séptimo año” o “la crisis de los 40″ que supuestamente autoriza a personas con principios a comportarse de manera irracional, haciendo y diciendo cosas que no solo no se corresponden con su edad sino también son pueriles, al lado de una vida que avanza sin que se pueda detener. Aceptar cada momento como válido y precioso nos permitirá finalmente vivir con más alegría.

Los matrimonios que aprenden a vivir cada día con alegría aprenden a superar las crisis con el mismo desenfado que han vivido cada día.

¿Estás pasando por un proceso de cambio? Y ¿cuál es el problema? ¿No les pasa a todos lo mismo? ¿Sientes que ya nada es igual que ayer? ¿Cuál es el problema? Puedes asombrarte con las nuevas cosas de hoy, ¿no es cierto?

Diseñados para amar de Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>