AMOR Y COMPROMISO

amor eterno2La ironía dice que “el amor eterno dura tres meses”. Mueve a risa, pero no lo es cuando entendemos que, en realidad, refleja tristemente lo que sucede con tantas personas desencantadas del amor y del matrimonio.

Son cada vez más los jóvenes que deciden que el matrimonio no es una buena idea, que es mejor vivir relaciones casuales antes que otras que tengan esa carga tan comprometedoramente emocional que lleva la frase: “Para toda la vida”. Algunos prefieren cambiarla por otra que dice: “Hasta que el amor se acabe”.

Al empezar la relación con la sensación de que no es un compromiso que deba esperarse que dure de manera permanente, no existe la misma entrega que existiría si pensáramos que la relación de pareja es algo por lo cual hay que luchar arduamente para que prospere.

El amor es comprometerse con la felicidad de otra persona. Y, aunque esto puede resultar abrumador, es lo único que permite que la pareja pueda gozar de estabilidad a largo plazo. Es un compromiso recíproco, un puente de ida y de vuelta, un pacto en el que ambos se comprometen incondicionalmente con el otro.

El amor implica abnegación. Es decir, dejar nuestros intereses particulares en segundo plano, porque estamos entregados de tal modo a otra persona que esa renuncia es agradable en función del amor. Eso no implica anularnos, porque esto es recíproco. Ocupados en hacernos mutuamente felices, no nos preocupa equivocarnos.

El amor exige transparencia y honestidad plena. No podemos decir “te amo” y actuar como si eso fueran meras palabras sin sentido. El que ama se compromete a que sus acciones acompañarán cada una de sus palabras. Amar significa que procuraremos recordar al otro, de una u otra forma, la importancia que tiene para nuestras vidas.

Cuando se ama, no hay lugar para la falta de compromiso, amor deja fuera el egoísmo. De hecho, no se puede ser egoísta y a vez amar; una cosa y otra se autoexcluyen. El amor es, siempre, acto de renuncia a sí mismo. Entender esto puede llevar toda la vida, pero es necesario si realmente queremos amar de verdad y con la fuerza que se necesita, e un mundo que solo vive una parodia a la cual llama, equivocada mente, amor, cuando en realidad no es más que sensiblería barata.

¿Estás seguro de que amas? ¿Podría pasar tu amor la prueba de compromiso y la abnegación?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>