AMAR SIN CONDICIONES

amor nick“El que ama el mucho tener, no sacará fruto”. Eclesiastés 5:10

Amar es uno de los retos más grandes de la vida. Cuando se pronuncia ante el altar el “Sí” y se dice: “Quiero ser tu esposa” o “tu esposo”. Se está entrando en una de las responsabilidades más trascendentales de la vida.

Para que el amor pueda ser vivenciado de manera plena es preciso no dar, sino darse. El amor verdadero es entrega de sí mismo a otra persona. Es una entrega sin condiciones e implica, simplemente, estar dispuesto a darse del todo a otro, para que el cónyuge pueda ser plenamente feliz. No es un trueque ni un negocio. Es solo entrega incondicional. Hace poco leí de una mujer que amó a su esposo mientras él estuvo sano. Él sufrió un accidente automovilístico, y quedó cuadripléjico. En medio de su drama, tuvo que sumar otro: su esposa decidió que era mucha la responsabilidad de cargar con un enfermo, y lo abandonó en un hospital y con argucias obtuvo el divorcio.

Quisiera pensar que este es un caso aislado, pero lamentablemente es común y corriente en la vida de muchas personas que aman con condiciones.

La pérdida de un trabajo, una enfermedad, un accidente, alguna situación inesperada, hacen que muchas personas sencillamente decidan que ya no quieren seguir amando en esas condiciones.

En una ocasión hablé con una mujer que quería abandonar a su marido, que estaba cesante. En medio de esa crisis, que no era provocada por el esposo, sino que se debía a una situación de desbarajuste económico en todo el país, la mujer simplemente ya no quería estar con él. Ante mi pregunta de por qué quería irse, ella solo dijo:

-Yo no me casé para pasar necesidades. Si él no me puede mantener, quiero divorciarme. Perplejo le dije:

-¿Y si hubiera sido a la inversa? Si tú estuvieras enferma o inválida, ¿te gustaría que te hicieran eso a ti? La mujer contestó altiva:

-Eso no me va a pasar a mí.

¡Qué triste! Es como escupir al cielo… tarde o temprano, te puede caer en la cara. El amor verdadero es incondicional. No ama sometido a las circunstancias ni a los avatares impredecibles que surjan en el camino. ¿Amas incondicionalmente o tu amor sufre los vaivenes de tus caprichos?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>