Amar es como respirar

discapacidad parejaAmar es como respirar. Te das cuenta de que amas cuando se te quita el aire. Cuando sientes que la capacidad de seguir exhalando e inhalando depende de su sonrisa o de la forma en que te mira. Por amor, la gente ha estado dispuesta a las mayores proezas porque simplemente el amor hace que sus protagonistas se vean mo vilizados a una serie de acciones que, en situaciones normales, no estarían dispuestos a emprender.

* Una mujer recorre medio continente con el objeto de estar unos instantes al lado de la persona que ama. Regresa luego de un breve contacto con su amado.

* Una mujer decide contraer matrimonio con la persona que ama, a sabiendas de que él está muy enfermo y que morirá dentro de poco tiempo.

* Un hombre decide sacrificarse por la mujer que ama, dejando a un lado sus planes personales para que ella, en secreto, reciba una contribución a fin de que pueda continuar sus estudios.

* Un esposo dona uno de sus riñones a su esposa, con la cual milagrosamente son compatibles, para que ella pueda continuar viviendo.

Todos estos casos tienen un común denominador. Cuando se ama, las personas actúan más allá de lo razonable. Suelen emprender acciones que de otro modo nunca harían. Sencillamente, las motiva el amor.

El amor da, a los amantes, el aire para respirar. Les otorga la capacidad de vivir cada día con un nuevo propósito. No hay caminos largos para el que ama.

Sin embargo, toda esta capacidad surge por un poder sobrehumano. Nos gusta creer que los seres humanos somos auto productores de este misterioso don. Pero, la verdad es que su fuente es divina. Y, aunque alguno pueda no estar conectado vitalmente con la Deidad todos los seres humanos fuimos hechos a imagen de Dios y llevamos “una chispa de divinidad” en nosotros, lo que nos hace buscar dentro de nuestro diseño ese misterio maravilloso que es la capacidad de amar.

No hay persona más triste que aquel que no ama. Es como una planta sin agua, que poco a poco se va secando y muriendo. Es un desierto en medio de un vergel. La vida del que ama se enriquece minuto tras minuto. Cada aspecto de lo que hace está teñido de ese amor que le permite seguir viviendo. Por esa razón, debemos buscar permanecer en el amor, que es finalmente lo que nos concede la razón de vivir.

¿Eres consciente de la importancia de amar? ¿Sabes con certeza de donde viene el amor?

Diseñados para amar, Miguel Ángel Núñez

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>